Aves del Estínfalo

Para comenzar, el lago Estínfalo se encontraba a los pies del monte Cilene (en su parte más baja), allí desaguaba dos ríos por medio de unos canales que después de un cauce subterráneo volvían a salir al exterior en Argos, ahora bien, las Aves del Estínfalo eran criaturas monstruosas de la mitología griega.

Aves del Estínfalo

Aves del Estínfalo

Estas increíbles aves carnívoras se caracterizaban por tener el pico, sus patas y sus alas de bronce, pero también poseían una característica muy relevante y esta era la toxicidad de sus excrementos, estos destruían:

  • El ganado.
  • La cosecha.
  • Las personas que pasaban alrededor del lago.

Nadie había podido acabar con ellas, ya que se defendían dejando caer sus plumas metálicas sobre sus atacantes y luego de realizar esto, devoraban exquisitamente sus cuerpos, cabe destacar, que esto solo ocurría si la persona no estaba armada, de lo contrario, huían.

Era tanta la magnitud de las Aves del Estínfalo que impedían que las aguas del lago recibieran la luz del sol o el reflejo de las estrellas.

Al haber tantos problemas con ellas, Euristeo decide encomendar a Heracles (identificado también como Hércules) que terminara con las Aves del Estínfalo.

Hércules y las aves

Heracles no sabía cómo realizar esta difícil tarea puesto que eran demasiadas aves para sus pocas flechas y su fuerza no era tanta como para destruirlas a todas.

Pero la diosa Atenea lo ayuda, dándole un cascabel de bronce que tenía como propiedad espantar a las Aves del Estínfalo y le multiplicaba a su vez las flechas.

Por lo tanto, él solo debía subir a la montaña, hacer sonar el cascabel para que así, ellas se espantaran y en su huida Heracles las derribara con sus flechas, de esta manera el lago se vio libre de las aves.

Para culminar, se debe mencionar que ese lugar hoy tiene por nombre valle de Zaraka.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…