Cierva de Cerinea

Cierva de Cerinea: Según la mitología Griega, a Hércules le fueron asignados por Euristeo (Fue rey de la Argólida) doce trabajos, dentro de los cuales el tercero era atrapar a la cierva sagrada de Artemisa (diosa de los bosques), para ello, debió perseguir al veloz animalahora bien, la Cierva de Cerinea era una criatura que tenía las pezuñas de bronce y cuernos de oro. La cual debía capturar viva y llevarla sana y sin rasguño hasta Micenas.

Cierva de Cerinea

Cierva de Cerinea

Para la diosa Artemisa era importante esta cierva, puesto que un día ella paseando se encontró con este animal precioso junto a otros cuatro semejantes e instantáneamente imagino que eran los animales ideales para tirar del carro de una diosa como el.

Sin embargo logró capturar cuatro de ellos debido a su velocidad impresionante. Por lo cual, ella decidió dejarla vivir libre en los parajes que ella protegía.

Hércules logra ver la cierva de Cerinea

No era un trabajo fácil, la cierva de Cerinea era un animal muy audaz y rápido, pero Hércules no flaqueaba ante los retos, luego de días, logró visualizarlo y comprendió la importancia de aquel animal, por su belleza e imponente presencia.

Era semejante a un caballo de gran pecho y altura, con patas esbeltas y refinadas.

Hércules aprovecho del momento e inmediatamente se preparó para atacarla, pero la cierva al oír el leve crujir de las hojas bajo los pies de Hércules, huyó del lugar ágil y veloz.

Y así durante días, semanas y meses estuvo Hércules tras las pista de la cierva de Cerinea; parecía como aparición que solo esperaba la cercanía de aquel hombre para huir. Fue una larga persecución.

Captura de la cierva de Cerinea

Y ya quedando sin energías ambos, la cierva intentó sosegar su cansancio al llegar al monte Artemisio, donde el animal se reclinó a beber agua del río Ladón. Y fue la oportunidad propicia para que Hércules la atrapara.

Luego, de verla huir tantas veces por su cercanía; Hércules decidió hacer una red y lanzarla desde la mayor distancia posible sobre la cierva y capturarla con eficacia.

Aquel animal, al verse envuelto por la red empezó a luchar para deshacerse de la trampa, pero empeoraba su situación al enredarse las patas y los cuernos con aquella red y luego de varios minutos de una incesante lucha, tuvo que ceder y rendirse dejándose caer en el suelo, dócil y agotada.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…