Dioses Aztecas

El Imperio azteca fue una civilización que se estableció en el área central de Mesoamérica, en la zona conocida como México-Tenochtitlán.

Según los propios aztecas, emigraron desde Aztlán después de derrotar a un reino que los sometía. Oficialmente, su capital, Tenochtitlán, fue fundada en 1325. Su caída fue precipitada en 1520, cuando Hernán Cortez, ayudado por otros pueblos de la región tomó la capital azteca.

Principales dioses aztecas

Tláloc, el dios de la lluvia, los terremotos y el rayo

Tláloc
Tláloc. Dioses Aztecas. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Esta deidad fue una de las más importantes y todos los pueblos nahuas tuvieron una deidad similar. Tláloc era el dios de la lluvia, y de todos los fenómenos que estuvieran asociados con la misma.

Esto significa que era una deidad dual, que igualmente podía fertilizar la tierra para que crezcan las cosechas y causar terremotos e inundaciones. Por ello tenían que adorarlo y apaciguarlo para no enfrentar su ira.

Huitziloptchli

Huitzilopotchli
Huitzilopotchli. Foto del dominio público. Wikimedia Commons.

Era la deidad tutelar de Tenochtitlán. Derrotó a todos los enemigos del pueblo azteca, siendo su propia hermana, Choyolxauhqui, uno de estos enemigos. La arrojó desde la cima de un cerro, quedando descuartizada al caer.

Su función principal era la de dios de la guerra, asociado con el colibrí. Llevaba un yelmo adornado con esta ave y en la mano una serpiente de fuego.

Yaótl o Tezcatlipoca: dios del cielo y la tierra, además de fuente de la vida.

Tezcatlipoca
Tezcatlipoca. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Una de las deidades aztecas más importantes. Era inteligente y engañoso, dios de los hechiceros. Llevaba un espejo humeante que mataba a quien lo mirase. Poseía la juventud eterna.

Podía otorgar fama y fortuna o podía causar la desgracia y la miseria. En uno de los mitos aztecas engaña a Quetzalcóatl, lo embriaga y consigue que tenga sexo con su hermana.

Después de esto, el dios abandonó su divinidad y viajó hacia el este.

Tonatiuh: dios del sol

Tonatiuh
Tonatiuh. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Es el quinto sol creado por los dioses después de cuatro intentos fallidos de crear el mundo. Era el guerrero más fuerte y el sol que le daba vida a todo. Aparece representado como un rostro en el centro del Calendario azteca.

Para los aztecas, debía ser alimentado con corazones humanos para que pudiera ganar todas las noches la batalla contra la oscuridad.

Xipe Tótec: dios de la abundancia, el amor y la riqueza

Xipe Totec
Xipe Totec. Foto por Katepanomegas. Wikimedia Commons.

Para los aztecas, era el dios del cambio de estación, del paso del invierno a la primavera. En su honor se realizaban sacrificios de guerreros cautivos

Lo representaban como un guerrero vestido con la piel de un joven desollado. Se asociaba con la regeneración, la abundancia y la curación de ciertas enfermedades.

Quetzalcóatl: dios de la vida y de la sabiduría

Quetzalcóatl
Principales dioses aztecas. Quetzalcóatl. Foto por Eddo. Wikimedia Commons. Edición Mitologia.info.

Para la mitología azteca, Quetzalcóatl tenía una doble evocación. Las plumas representaban sus atributos divinos y se asociaban con la sabiduría, la creación y la vida. Pero la serpiente representaba su aspecto terrenal, como hombre que enseñó la agricultura y creó la escritura.

Fue quien viajó al Inframundo a buscar los huesos sagrados con los que se creó al hombre.

Tlaltecuhtli

Tlaltecuhtli
Tlaltecuhtli. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Era una serpiente monstruosa cuyo cuerpo estaba cubierto de ojos y bocas con terribles dientes que usaba para devorar todo lo que podía.

Fue engañada por Tezcatlipoca y Quetzalcóatl, la sacrificaron y con su cuerpo hicieron la tierra. Para apaciguar su hambre, devoraba a los hombres para que pudieran viajar al Mictlán o al Tlalocan.

Mayahuel

Mayahuel
Mayahuel. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Era la diosa que creó el proceso por el que se obtiene pulque del maguey. Tenía 400 pechos para alimentar a todos sus hijos y se la representaba con un conejo, animal que hacía madrigueras en las plantaciones de Maguey. Este animal era asociado con la fertilidad, principal atributo de esta diosa.

Meztli

Metzli
Metzli. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Es el nombre que daban los aztecas a la diosa de la Luna. Se creía que el satélite, en un principio, brilla igual que el sol, así que los dioses primigenios arrojaron un conejo a su cara y atenuaron su luz. las “manchas” que se pueden ver formarían el conejo.

Mictlantecuhtli

Para los aztecas, el inframundo, el Mictlán, estaba ubicado en el norte, y allí regía este dios sobre las almas de los muertos. Se asociaban con las alimañas y animales nocturnos como murciélagos y búhos.

Ometeótl: dios de la dualidad

Ometeotl
Ometeotl. Foto por Brantz Mayer. Wikimedia Commons.

En esta divinidad se representaba la cosmovisión dualista que caracterizaba a la cultura azteca. Era el hombre y la mujer, y así mismo era todo lo demás: bueno y malo, luz y oscuridad, etc.

Fue quien creó al resto de los dioses y el origen de todo lo que existe.

Mictecacihuatl: diosa de la muerte, Señora del Mictlán y esposa de Mictlantecuhtli

Mictecacihuatl
Mictecacihuatl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Era la reina de las tierras del Mictlán, el último nivel del Inframundo. Aquí era donde se guardaban los huesos sagrados que Quetzalcóatl robó para crear a la humanidad.

El Mictlán era el lugar a donde iban las almas de quienes no morían en batalla o durante el parto.

Ometecuhtli y Omecihuatl: deidades creadoras

Mictlantecuhtli
Mictlantecuhtli. Foto por Katepanomegas. Wikimedia Commons.

Cada uno de estos dioses era uno de los aspectos de Ometéotl, como hombre y como mujer. Fueron la primera pareja, quienes tuvieron por hijos a los todos los dioses. Ellos crearon también todas las cosas inanimadas, que luego usaron sus hijos para crear al ser humano.

Xochipilli: dios del amor, la belleza, la danza y el placer

Xochipilli
Xochipilli. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Es representado como un hombre joven, rodeado de flores, un corazón ensartado, y plumas de quetzal. Representa todo lo joven y alegre, el sol matutino, las hojas tiernas. También la danza y la música.

Los corazones, las plumas de quetzal y las flores eran las ofrendas que se hacían a este dio.

Ehécatl: dios del viento

Ehécatl
Ehécatl. Foto por Xjunajpù. Wikimedia Commons.

Era una segunda evocación de Quetzalcóatl. En esta faceta era la divinidad de los vientos, que abrían camino a las lluvias. Los tlaloques eran los sirvientes del dios de la lluvia, quienes arrojaban las aguas desde el cielo y Ehécatl despejaba el camino en la tarea.

Xiuhtecuhtli: dios del fuego y del calor

Xiuhtecuhtli
Xiuhtecuhtli. Foto por Madman2001. Wikiemdia Commons.

Habita en el centro del universo y rige el paso del tiempo y los ciclos universales. El fuego fue el primer elemento divinizado por los aztecas, y este dios era su personificación. También era el señor del año, quien regía sobre el calendario.

Chicomecóatl: diosa de la vegetación

Chicomecoatl
Chicomecoatl. Foto por Eddo. Wikimedia Commons.

Es la diosa de las cosechas. La fiesta en su honor se celebraba en la época en que el maíz está listo para la cosecha, entre junio y julio. Era la personifican de la mazorca de maíz en su madurez plena.

Cihuacóatl: diosa de los nacimientos y patrona de los médicos y las parteras

Cihuacóatl
Dioses Aztecas. Cihuacóatl. Foto por Lauricdd. Wikimedia Commons.

Era representada como una mujer con atavíos de guerra. Para los aztecas, el parto era un campo de batalla, y cuando una mujer fallecía dando a luz, iba al plano del inframundo donde iban los guerreros muertos en combate.

Huehuecóyotl: dios de la música y patrón de la sexualidad

Huehuecoyotl
Huehuecoyotl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Este dios es el zorro viejo. Una divinidad enigmática de la que casi no existen registros disponibles. Era de naturaleza engañosa y astuta y trajo la música y la fiesta a la tierra de los hombres. Con frecuencia de lo menciona junto a Tezcatlipoca.

Tlazolteotl: diosa del amor

Tlazolteotl
Tlazolteotl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Su nombre significaba muladar, y se asociaba, al mismo tiempo, con los desechos y con la fertilidad. De esta manera, era la diosa del amor carnal, de los deseos impuros, pero también de la redención. Era quien consumía los desechos y devolvía vida y amor.

Oxomoco

Oxomoco
Oxomoco. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Según la mitología azteca, Oxomoco fue la primera mujer, junto a Cipactónal, quien fue el primer hombre. Esta pareja primigenia tenía una gran habilidad para realizar predicciones y por ello crearon el calendario.

Representa a la noche, íntimamente relacionada con la medición del tiempo por medio de los ciclos astronómicos.

Otros dioses aztecas

Ahuiateteo

Se trata de un grupo de divinidades asociadas a los placeres y los excesos. Suelen lucir como guerreros cadavéricos que vagaban por los campos de batalla después de la muerte.

Itzpapálotl

Itzpapalotl
Itzpapalotl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Su imagen era la de una mujer con alas de mariposa hechas de obsidiana. Representaba a las mujeres sabias y ancianas que dominaban la magia y la brujería.

Citlalicue

Su nombre significa la de la falta de estrellas, y representa tanto a la deidad creadora de todos los astros, así como a una serie de divinidades que se desprendían de distintos aspectos de la primera.

Cinteteo

Era un grupo de cuatro dioses:

  • Iztaccintéotl: dios del maíz blanco
  • Tlatlacauhcintéotl: dios del maíz colorado
  • Cozauhcacintéotl: dios del maíz amarillo
  • Yayauhcacintéotl: dios del maíz moreno

Cipactónal

Era la contraparte masculina de Cocomox. Igual que su pareja femenina, regía el calendario y la astrología, pero en este caso, era la personificación del día.

Coatlicue

Coatlicue
Coatlicue. Foto por BFlores. Wikimedia Commons.

Madre de Huitzilopotchli y Coyolxauhqui, su figura está repleta de simbologías ominosas como sangre, serpientes, manos mutiladas, etc. Representa los sacrificios sangrientos que se requieren para la vida en la tierra.

Amimítl

Era una deidad capaz de calmar las tempestades y el mal tiempo. Los pescadores se encomendaban a él cuando salían en busca de alimento y el clima no parecía favorable.

Mixcóatl

Mixcoatl
Mixcoatl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Este dios formaba la pareja divina junto a Coatlicue que tuvieron por hijos a los dioses más importantes. Al igual que su contraparte femenina, representa a la Vía Láctea, pero es el protector de los cazadores y los guerreros.

Chantico

Chantico
Chantico. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Diosa asociada con el fuego, concretamente, con el calor del hogar, el fuego que se usaba para cocinar y también con los volcanes.

Centéotl

Centeotl
Centeotl. Foto del dominio público de Wikimedia Commons.

Este dios representaba a la mazorca de maíz. Podía ser un ser dual, hombre y mujer, si aparecía asociado al maíz verde y si se lo mencionaba con relación al maíz maduro, se lo mostraba como una mujer.

Chalchiuhtlicue

Chalchiuhtlicue
Chalchiuhtlicue. Foto del dominio público. Wikimedia Commons.

Divinidad de las aguas en movimiento que alimentan las cosechas y estas a su vez a las personas. se la representaba como una madre amamantando o con niños en sus brazos.

Yacatecuhtli

Yacatecuhtli
Yacatecuhtli. Foto del dominio público de Wikimedia Commons

Guiaba a los comerciantes en sus viajes a tierras extranjeras. Se lo representaba como un hombre que portaba un montón de bastones de viajero, y protegía a los comerciantes y garantizaba que las operaciones fueran exitosas.

Ixtlilton

Ixtlilton
Ixtlilton. Foto del dominio público de Wikimedia Commons

Era la personificación del proceso de combustión usado para crear sustancias medicinales. Por esto, era considerado el dios de la medicina de los aztecas. A diferencia de la mayoría de los dioses, Ixtlilton no era invisible, poseía un cuerpo de carne y hueso.

Coyolxauhqui

Coyolxāuhqui
Coyolxāuhqui. Foto por miguelão. Wikimedia Commons.

Era la hermana del dios supremo azteca, Huitzilopotchli. Fue derrotada en batalla por este último y arrojada al vacío desde el cerro Coatepec. Representa a la Luna, y su derrota representa la victoria diaria del sol sobre la noche.

Características de los Dioses Aztecas

La supervivencia del cosmos era una característica muy relevante para los aztecas; entendían que para ello era imprescindible el sacrificio humano, se pensaba que sus dioses tenían constantemente sed de sangre y por lo tanto los prisioneros de guerra, esclavos y voluntarios entregaban sus vidas en ceremonias organizadas en honor de las divinidades.

Con la intención de vencer por siempre la oscuridad, el dios del sol definitivamente tenía especial prioridad en la mitología azteca, es por ello que gustosamente se le ofrecía la sangre humana, pues este tipo de sacrificios eran lo menos que los aztecas consideraban que podían hacer a cambio de garantizar que todo se mantuviera bien.

Dualidad en los dioses Aztecas

Ciertamente la dualidad es un rasgo que se repite en algunas deidades, es entonces cuando es posible encontrarse con dioses que comparten características femeninas y masculinas.

En cuanto al aspecto físico se mantiene una combinación que integra atributos de animales, plantas y seres humanos, llama la atención el lado artístico involucrado en la concepción visual de estas entidades divinas, algo que evidentemente expresa mucho del sentido estético de esta civilización.

Bibliografía

XIUHTECUHTLI : EL INVITADO DE HONOR EN LAS CEREMONIAS NOCTURNAS DE ENCENDIDO DE FUEGO NUEVO

OFRENDA AL MAÍZ, Roberto WIlliams García

VEINTE HIMNOS SACROS DE LOS NAHUAS , Fray Bernardino de Sahagún

LA FILOSOFÍA NÁHUATL ESTUDIADA EN SUS FUENTES, Miguel León-Portilla

LOS NOMBRES DE LOS DIOSES MEXICAS: HACIA UNA INTERPRETACIÓN PRAGMÁTICA, Danièle Dehouve

LA INTERPRETACIÓN DEL MITO EN LA FILOSOFÍA NÁHUATL ESTUDIADA EN SUS FUENTES, Cruz Alberto González Díaz

UNA APROXIMACION A XOCHIPILLI, Justino Fernández

OMETÉOTL, EL SUPREMO DIOS DUAL Y TEZCATLIPOCA «DIOS PRINCIPAL», Migel León-Portilla.

DESTRONANDO A OMETEOTL, Katarzyna Mikulska

LA SEÑORA DE LA TIERRA, DE CABELLO ROJO ENSORTIJADO, Teresa I. Fortoul Van der Goes

BIOGRAFÍA Y MITO DE QUETZALCÓATL, Margarita Palacios de Sámano

XIPE TOTEC, UNA DEIDAD MEXICA EN EL SALVADOR, Lic. Diego Fernando González Argumedo

LOS DIOSES MEXICAS Y LOS ELEMENTOS NATURALES EN SUS ATUENDOS: UNOS MATERIALES POLISÉMICOS, Loïc Vauzelle

DE HOMBRES Y DIOSES, Xavier Nóguez y Alfredo López Austin

TEZCATLIPOCA EN EL MUNDO NAHUATL, DORIS HEYDEN

TEZCATLIPOCA, BURLAS Y METAMORFOSIS DE UN DIOS AZTECA, Guilhem Olivier

EL LIBRO DE TEZCATLIPOCA, SEÑOR DEL TIEMPO. Libro explicativo del llamado Códice Fejérváry-Mayer

TEZCATLIPOCA-OMACATL, EL COMENSAL IMPREVISIBLE, Michel Graulich

TLAZOLTÉOTL, DEIDAD DEL ABONO: UNA PROPUESTA, Patrice Giasson

TLAZOLTEOTL, DIOSA MEXICA DE LA MEDICINA, Ángela Baena Ramírez

HUEHUECÓYOTL, COYOTE VIEJO, EL MÚSICO TRANSGRESOR ¿DIOS DE LOS OTOMÍES O AVATAR DE TEZCATLIPOCA?, Guilhem Olivier

DICCIONARIO DE MITOLOGÍA NAHOA, Cecilio A. Robelo

Conoce los principales Dioses Aztecas junto a sus características, origen e historia:

Tonatiuh Tonatiuh Tonatiuh fue conocido en la mitología azteca como el dios del sol, y se le consideró como líder del cielo por el pueblo méxica, incluso se le conoció como el… ... Leer más
Tonacacihuatl Tonacacihuatl Tonacacihuatl es la deidad femenina que junto a Tonacatecuhtli, son considerados los dioses aztecas de la creación natural, sus nombres se traducen como nuestro sustento, a estos se les atribuye… ... Leer más
Tlaloc Tlaloc Tlaloc dios azteca de la lluvia, hace parte de los dioses aztecas de la tierra, siendo muy conocido por su facultad para dominar el agua y proveer el líquido vital… ... Leer más
Otontecuhtli dios Azteca Otontecuhtli Otontecuhtli era el dios del fuego entre los dioses Aztecas, esta deidad tenía relación con el mundo de los muertos, en especial en el ritual llamado Xocotl Uetzi, ya que representaba… ... Leer más
Ometéotl Ometéotl Entre los dioses Aztecas, Ometéotl era la deidad que representaba la dualidad, este dios simbolizaba los polos opuestos, el día y la noche, lo positivo y lo negativo, la creación… ... Leer más
Diosa Chalchiuhtlicue Chalchiuhtlicue Chalchiuhtlicue, forma parte de los dioses aztecas, conocida como "la que tiene su falda de piedras preciosas", es la deidad de las corrientes de las aguas vivas, los ríos, lagos y mares, sin… ... Leer más



¡Comparte! Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp


Autor: Matías Aguetti

Dioses Aztecas