Príapo, el dios maldecido con un falo gigante

Entre los dioses griegos, Príapo es bien conocido por ser el dios de la fertilidad, tanto en la vegetación como en animales, se sabe que es hijo de afrodita, diosa de la belleza y el amor, mientras mantuvo una relación con Dionisio, dios del vino y del éxtasis.

Sin embargo existe cierta confusión con respecto a la paternidad de Príapo, pues resulta que mientras Dionisio se encontraba en una expedición en la india, Afrodita le fue infiel con Adonis y regresa con Dionisio cuando este llega de la expedición.

Príapo, el dios maldecido con un falo gigante

Nace Príapo en la ciudad de Lámpsaco y la diosa Hera al ver el engaño que Afrodita le ocasionó a Dionisio, la castiga a través del fruto de su relación extramarital.

Algunas versiones no confirmadas reflejan que el padre real de Príapo es Hermes o Pan.

Príapo fue condenado a llevar consigo un falo eternamente erecto y con un tamaño exorbitante, mantenía un constante apetito sexual y para colmo no podía reproducirse, otras fuentes indican que su verdadera maldición era no ser amado por ninguna mujer.

Representación y culto

La característica mas resaltante de este Dios claramente es el miembro erecto, por esta razón se puede representar físicamente a través de un hombre no muy alto y con un pene erecto gigante.

En cuanto a la forma en que era venerado lo tenían como protector de:

  • Rebaños de cabras y ovejas.
  • Las abejas.
  • El vino.
  • Productos agrícolas.
  • La pesca.

Así mismo, los rituales que se hacían en su nombre se usaban los siguientes sacrificios:

  • Leche.
  • Asnos.
  • Peces.
  • Miel.
  • Carneros.

Príapo en la actualidad

Hoy en día existe una enfermedad la cual se denomina como priapismo gracias a esta deidad, tal condición implica que las personas que la sufren mantengan un pene erecto por largas horas, sin tener algún tipo de deseo sexual.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…