Puerta del Tártaro

Puerta del Tártaro: De acuerdo a la mitología Griega el tártaro es un lugar mucho más profundo que propio infierno de Hades, es donde son enviados los condenados, por otra parte también personifican al tártaro como una de las deidades primordiales junto con Caos, Eros y Gea, así mismo la puerta del tártaro es un pasaje simbólico y de gran importancia dentro de la mitología griega.

La Puerta del Tártaro

Puerta del Tártaro

En la obra literaria “La Ilíada” de Homero, Zeus explica que el tártaro esta tan por debajo de Hades como lo están la tierra del cielo, debido a su lejanía con la luz del sol, las fronteras del tártaro, las cuales se ven representadas por un muro de bronce, se encuentran rodeadas por tres capas de extrema oscuridad.

La puerta del tártaro se encuentra custodiada por Cerbero, el perro de tres cabezas de Hades.

Camino al tártaro

El alma de un difunto es trasladada por Caronte, el barquero que conduce una barca que cruza a través del rio Aqueronte, una sección de la laguna Estigia que se conecta con el infierno, este rio fluye por el Epiro y su trayecto se pierde en una profunda falla.

Luego de cruzar el río, Caronte deja a su viajero en  la puerta del tártaro donde Cerbero lo deja pasar.

Cabe mencionar que este monstruo de tres cabezas dejaba pasar a todos, pero no deja salir a nadie.

El tartaro se caracteriza por ser un lugar que ofrece a sus visitantes castigos que perduran por toda la eternidad.

Dentro del tártaro

Los prisioneros que se encerraban en el tártaro eran reguardados por gigantes de 50 cabezas y 100 brazos, llamados Hecatónquiros.

Mientras, Cronos arroja al tártaro a los cíclopes, que Zeus  liberó para que lo ayuden a combatir a los titanes.

Tras la victoria de Zeus los titanes fueron arrojados al tártaro, pudiéndose salvar Atlas, Crono, Epimeteo, Metis, Menecio y Prometeo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…