Ares, el dios de la guerra

En la mitología griega, Ares, era la manifestación de la violencia y la fuerza bruta. Es el Dios de la guerra y la contraparte de su hermana Atenea.

Ares es hijo de Zeus y de su hermana Hera. Existen muchas leyendas sobre su nacimiento aunque la más contada narra que fue concebido por Hera cuando tocó una flor que le ofreció una ninfa llamada Cloris.

Aunque es el Dios de la guerra,  fue vencido en varias oportunidades por Atenea, su hermana. Incluso Heracles, un semidiós, lo hirió en ambos enfrentamientos que tuvieron.

Ares durante las guerras

Normalmente cuando esta deidad entraba al campo de batalla, jamás lo hacía solo. A su lado siempre peleaban 2 de sus hijos y posiblemente los más influyentes: Fobos y Deimos. Otra de sus acompañantes habituales era Enio, Diosa de la violencia.

Amoríos con Afrodita

Este tuvo 2 hijos con la diosa Afrodita: Fobos y Deimos. Si bien es cierto que estuvieron juntos, esta relación fue adultera ya que Afrodita estaba casada con Hefesto. Este los descubrió en medio de la infidelidad habiendo colocado una red invisible de la que ningún ser podría escapar.

Ares y su influencia en la historia

Uno de los papeles más importantes de este Dios  fue la fundación de Tebas. Fue padre de un dragon acuático de cuyos dientes brotaron una raza de guerreros que también se consideren descendientes de Ares: Los Espartanos. Cadmo, quien fue el asesino del dragón, para calmar la ira del Dios, tomo a su hija Harmonia como esposa; fundando así la ciudad de Tebas.

Tampoco se le conocía por ser muy respetuoso respecto al orden y las promesas. Durante la guerra entre Aqueos y Troyanos, Ares prometió a Atenea pelear en favor de los Aqueos aunque luego fue persuadido por su amante Afrodita para ayudar a los Troyanos. Durante esta batalla, Diomedes, héroe de los aqueos, tuvo una breve disputa con Ares de la cual salió victorioso gracias a la ayuda de Atenea. Luego de ser herido por este, se vio obligado a volver al Olimpo y a los Troyanos a anunciar la retirada.

Familia e Hijos

Al igual que muchos otros dioses Olímpicos y Griegos, Ares tuvo muchísimas parejas e hijos, pero a diferencia de otros, no tuvo una esposa. Siendo Fobos y Deimos sus hijos más conocidos, tuvo a otros tan famosos como: Eros, Harmonia, Diomedes de Tracia, Las amazonas, Antiope, Romulo y Remo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando…