Prometeo, titán de los mortales

En la mitología griega, Prometeo era conocido por ser el titán de los mortales, era honrado por robarle el fuego a los dioses en el tallo de una cañaheja (planta), para luego entregárselo a los hombres para que lo utilizaran a su gusto.

Prometeo y su historia

Hijo de Japeto y de la oceánide Asia, hermano de:

A los que superaba con engaños y astucia.

Fué el introductor del fuego e inventor del sacrificio, considerado como el protector de la humanidad cuando engaño a Zeus al realizar el sacrificio de un gran buey.

Prosiguió a tomarlo y a dividirlo en dos partes: en una de ellas coloco la piel, la carne y las vísceras que oculto en el vientre del buey y en la otra mitad puso los huesos pero cubiertos de una apetecible grasa.

Dejando a Zeus escoger este eligió la capa grasa la cual le produjo cólera cuando se dio cuenta de que en realidad habia elegido los huesos.

Prometeo

El gran mito

Luego de lo ocurrido Zeus indignado por este gran engaño decidió privar a los hombres del fuego y fue aquí cuando Prometeo decide robarlo, subiendo al monte Olimpo este toma el fuego de Helios o de la forja de Hefesto, devolviéndolo asi a los hombres en el tallo de una planta que arde lentamente y es apropiada para este fin.

Su castigo

En la mitología griega se dice que Zeus después de notar lo que Prometeo había hecho manda a Hefesto a capturar y a encadenar en una montaña alta en la cual diariamente recibía la visita de un águila que le devoraba el hígado.

Pero como este no era uno de los titanes comunes este hígado se le regeneraba, más sin embargo, el dolor era constante.

Por suerte llegaría un héroe al rescate llamado Heracles el cual derribaría con una flecha al águila logrando asi que Zeus terminara con la persecución.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…