Geb

Geb era el dios de la tierra, conocida como “la casa de Geb“, no sólo reinaba en la superficie de la misma, sino también en el interior, por lo que se decía que dominaba el inframundo, esto le daba a él un papel muy importante en el libro de los muertos.

Geb, el príncipe de los diosesGeb

Geb era considerado como el príncipe de los dioses egipcios, esta deidad simbolizaba la fertilidad por ser el inicio de la vida. Por otro lado, éste era el responsable de suministrar los minerales y piedras preciosas que se encontraban en el subsuelo.

La deidad estaba representaba por un hombre de piel verde, su color simbolizaba la tierra del Nilo, la vegetación y la vida, asimismo se le visualizaba con un ganso en la cabeza, ya que esta ave es su personificación.

Sus padres eran Tefnut y Shu quien le cede el trono dejándolo como heredero, luego de la conspiración por parte de Apofis, quien era una serpiente que representaba el mal, lo que lo convirtió en el tercer faraón.

La unión entre Geb y NutGeb

Geb tenía una hermana llamada Nut, quien fue su esposa, esta unión representaba a una de las parejas que conformaban la Eneada Heliopolitana, de esa relación nacieron cuatro hijos quienes fueron: Osiris, Isis, Seth y Neftis.

El dios de la tierra, también se podía encontrar tumbado en el suelo con el pene erecto, tratando de alcanzar a su esposa sin triunfo, pues su padre se encargó de separarlos, Shu se podía observar en el medio de los dos, representando los valles y montañas que los mantienen alejados.

Por dominar el inframundo, Geb se encargaba de mantener cautivas a las almas que no habían sido justas, representando la caja del sarcófago, mientras Nut era la tapa de la misma, de esta manera encarnaba el guardián de las puertas del cielo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…