Inugami

Una cultura rica en leyendas y espíritus es la japonesa donde existen textos milenarios que relatan cómo se fue formando el mundo y su intrincado sistema de creencias, en este caso se menciona a Inugami, uno de los dioses japoneses.

Inugami

Inugami

Ahora bien, hay que destacar que, son criaturas que pertenecen a la mitología japonesa, los cuales son espíritus con apariencia de perros, a su vez, son clasificados como dioses japoneses, de tipo de Yokai (criatura con parte humana, parte animal).

Su poder es tal, que tienden a actuar con arrogancia ante los mortales, también se dice que, para crear un Inugami, se debe enterrar un perro hasta el cuello y servirle comida en un sitio que no pueda alcanzar.

Aunado a esto, le persona (el amo) debe decirle al perro que el sufrimiento que padece (el perro) es menor al de su amo, posteriormente, luego de morir el perro, se le corta la cabeza lo cual, lo convierte en un Inugami al cuál se le rinde ofrendas de comida.

A su vez, se dice que son espíritus que atraen el éxito y la buena suerte a sus amos en varios aspectos menos en el amor, las personas que usan este proceso de hechicería son denominados “Inugami-mochi“.

Versiones sobre el origen del Inugami

Inugami

La leyenda más conocida afirma que una anciana buscando venganza contra su enemigo, enterró su amado perro dejando fuera su cabeza y la cortó con una sierra de bambú diciendo:

“Si tienes alma, has mi voluntad y te adoraré como a un dios”.

El Inugami hizo su venganza, pero cobró con la dolorosa muerte de su ama.

Una versión dice que, el espíritu del perro intenta volver a su cuerpo pero al verlo putrefacto tomó posesión el cuerpo de su amo, dándole comportamientos caninos.

En otros relatos, el Inugami se convierte en un Kitsune, generando buena fortuna pero actuando de forma independiente a los deseos de su amo.

En conclusión, esta creencia se ha extendido por todo Japón y se sostiene en el tiempo, puesto que, hoy en día antes de los casamientos se verifican los árboles genealógicos para comprobar que no se va a emparentar con algún Inungami-mochi.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…