Aizen

Aizen, deidad japonesa, representa el amor y es venerado por prostitutas, cantantes y músicos, con una apariencia nada amigable es considerado un ser generoso con el género humano.

Aizen

También conocido como Rāarāja procedente de las tradiciones vajrayana, principalmente adorado en las ramas Shingon y Tendai.

Actualmente es considerado como uno de los dioses japoneses más importantes, al igual que en las ramas del budismo esotérico chino.

Origen

Originalmente es una deidad hindú que fue adoptado por los budistas para después ser conocido en China como Àirǎn Míngwáng, cuyo  significado es “Rey de la Sabiduría ligado a la lujuria”. Conocido en Japón como “el dios del amor”.

El Dios del amor

Es una personificación del deseo de lujuria y el amor transformado en el despertar espiritual.

Esta cualidad de transformar el erotismo en amor es sinónimo de reverencia por parte de los devotos quienes buscan el camino hacia la perfección de sus sentimientos y espíritu a través de la energía sexual convertida en sublime misericordia.

Características de Aizen

La apariencia de Aizen está representado con llamas sobre su cabeza, sinónimo de su pasión y lujuria, es coronado con una cabeza de león, que hace énfasis a su supresión y una expresión de ira en su rostro, así mismo algo que confronta sus verdaderas acciones de amor y misericordia ya que es considerado una de las deidades más protectoras del budismo.

Los devotos a esta deidad son representados con un aspecto amenazador, siendo portadores de armas ya que son los encargados de someter a todo tipo de entidades malignas.

Además posee un tercer ojo en la frente y seis abrazos, con los que es capaz de sostener diversos objetos. Tales como:

  • una campana, cuya función es la de atraer energías positivas a la vida.
  • una flor de loto cerrada, cuyo significado es el triunfo de la pureza espiritual sobre las emociones carnales.
  • un objeto ritual llamado vajra y un arco con sus flechas, sinónimo de fuerza e impenetrabilidad.

Otra característica muy peculiar es que en una de sus manos aparenta no sostener nada, pero la tradición dicen que se trata de objeto invisible que solo los devotos pueden apreciar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…