Amaterasu, la Diosa japonesa del sol

Dentro de las deidades sintoístas más importantes, Amaterasu sobresale casi que de manera inmediata tanto por ser hija de Izanagi e Izanami, es decir los dioses de la creación del mundo, como por ser hermana de Susanoo y de Tsukuyomi. Ahora bien, por ser reconocida como diosa del sol el significado que se le ha asignado a su nombre corresponde a “diosa gloriosa que brilla en el cielo”.

También llamada Amaterasu Okami, su nacimiento se describe mediante un evento en el que ella simplemente salió del ojo derecho de Izanagi en el momento en que intentaba purificarse.

La Diosa japonesa del sol

De acuerdo a lo establecido se sabe que Amaterasu fue quien le enseño a los hombres a tejer ropa y a cultivar el arroz, por tanto se la pasaba rodeada de doncellas quienes además de hacerle compañía la apoyaban en estas labores. Sin embargo un infortunado hecho protagonizado por su hermano Susanoo en el que este simplemente decidió hacer gestos obscenos hacia ella y sus doncellas además de pisotear los campos de arroz y matar al potro del cielo, sirvió de motivo para que la diosa perturbada y avergonzada por el agravio se escondiera en una caverna.

Al pasarse escondida la diosa del sol, el universo quedó en total oscuridad y las personas y dioses se dieron a la tarea de intentar convencerla de salir sin buenos resultados. Solo hasta que cierta vez una diosa empezó a bailar y algunos se rieron, Amaterasu dominada por la curiosidad salió finalmente de la cueva encontrándose con su reflejo en un espejo  y gracias al éxtasis que sintió al contemplar su propio esplendor los demás aprovecharon para sellar la cueva y evitar que regresara.

Por lo anterior a esta diosa se le suele relacionar con el emblema del espejo, además el gran Santuario de Ise fue levantado en su honor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…