Hebe, la diosa de la juventud

En la mitología griega, Hebe era conocida como la ayudante de los dioses. Hija de Zeus y Hera, pertenecía a la segunda generación de los dioses.

Ella era quien servía la bebida de los dioses en el Olimpo. También estaba encargada de Bañar y vestir a su hermano Ares, a su vez, tenía la obligación de ayudar a su madre a atar los caballos de su carruaje.

Hebe tenía el poder de manipular la juventud de los mortales. Ella rejuveneció a su anciano sobrino Yolao durante un día para que este pudiese matar a Euristeo.

También hizo envejecer a los pequeños hijos de Alcmeón para que estos pudiesen vengar la muerte de su padre en manos de los hijos de su madrastra.

Hebe y su matrimonio con Heracles

Después que Deyanira envenenase a su esposo Heracles y este ascendiera al Olimpo, Hebe fue asignada como nueva esposa de Heracles. Al ya no poder cumplir cumplir con sus labores como ayudante de los dioses, fue sustituida por el joven principe Ganimedes. Siendo raptado por Zeus, Ganimedes pasó a ser quien se convertiría en el nuevo copero de los dioses Griegos, lo que le permitió a a Hebe cumplir plenamente con su función de esposa.

Otra historia cuenta que Hebe fue relevada de sus funciones de copera luego de haber tropezado durante un banquete. Cayendo al suelo de manera inapropiada enfureció a su padre. Esta vacante fue otorgada al Joven amante del dios supremo Zeus, Gaminedes.

Familia e hijos

Durante el tiempo que fue la copera de los dioses, permaneció virgen. Ya que era la hija favorita de Hera nunca nadie la pudo tocar. Cuando Heracles murió y subió al Olimpo, se casó con esta y tuvieron dos hijos: Alexiares y Aniceto. Estos permanecieron siendo niños para siempre al ser hijos de la diosa de la juventud.

Hebe, la diosa de la juventud
5 (100%) 2 votos

Dejar una respuesta