El mito de Rómulo y Remo

Puesto que la mayoría de los mitos romanos que son realmente autóctonos toman como base principal la necesidad de explicar el origen de Roma, sin duda alguna una de las historias más populares corresponde a la de Rómulo y Remo, dos hermanos gemelos que se convirtieron en un punto casi que obligatorio cuando se quiere conocer un poco más a fondo el sistema de creencias de la Roma antigua.

Veamos entonces la particular historia que les envuelve y que se ha transformado en un tesoro cultural para la humanidad.

La creación de Roma, Rómulo y Remo

Cuenta la historia que el rey de Alba Longa fue destronado y expulsado por su hermano y que por si fuera poco este mató a todos sus hijos varones excepto a Rea Silvia quien era la única mujer, por tanto el dolido padre decidió que su ahora única hija se convirtiera en sacerdotisa de la diosa Vesta, pues de esta manera permanecería virgen y jamás tendría hijos.

Así ocurrieron las cosas hasta que los planes cambiaron en el momento en que Marte, el dios de la guerra observó dormir a Rea Silvia y la poseyó; como resultado de esta acción la mujer tuvo a dos varones gemelos llamados Rómulo y Remo. Temerosa del rey Amulio, la ahora madre depositó a sus bebés en una cesta que puso a navegar en el río Tiber hasta que finalmente una loba los encontró y amamantó, posteriormente los gemelos quedaron bajo el cuidado de un pastor y su mujer.

Los fundadores de Roma

Cuando los hermanos crecieron y se dieron cuenta de su origen regresaron para tomar venganza y devolver el trono a su abuelo, gracias a esto recibieron como obsequio territorios y se propusieron fundar una ciudad. Una discusión por el nombre de su ciudad fue el motivo por el cual Rómulo mató a Remo y se estableció como soberano exclusivo de lo que ahora era Roma.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,88 de 5)
Cargando…