Mercurio

Mercurio, uno de los dioses romanos de gran importancia aún cuando no formó parte del panteón romano sino hasta el siglo III antes de Cristo, cuando se inició un proceso de conciliación entre las doctrinas griegas y las romanas siendo reconocido así como Mercurio el dios del comercio.

Mercurio

El dios romano Mercurio no solo era el dios del comercio, sino que además lo reconocieron como el protector de comerciantes, viajeros, pastores y de todo aquél que su labor tuviese que ver con el comercio y manejo de mercancía, de hecho su nombre se deriva del latín “merx” que significa mercancía.

Su origen


Mercurio hijo de Júpiter la deidad mayor en la mitología romana y de la ninfa Maya, su nacimiento se presentó en el monte Cileno, fue criado por las estaciones, en Grecia se le conoce como Hermes, esta deidad era el mensajero de los dioses, está representado generalmente por un joven desnudo con alas y sandalias.

Se le conocía como un dios con una gran astucia y agilidad, se le atribuye también ser el dios de los ladrones, debido a que robó las flechas de Apolo, el tridente de Neptuno, y el sable de Marte. Esta deidad era traviesa, sin embargo tenía a su cargo tareas como conducir las almas al infierno, y traerlas de vuelta al mundo cuando volvían para habitar otros cuerpos.

Culto  

mercurio dios

A pesar de que este dios fue incorporado mucho después al panteón Romano, en la sociedad de Roma se contaba con un día de fiesta o culto dedicado al dios del comercio, todos los 15 de mayo de cada año llamado la mercuralia.

En este día los comerciantes y mercaderes hacían una especie de ritual en el que sumergían sus cabezas en la fuente sagrada de Mercurio, esto con la firme convicción de obtener sabiduría para alcanzar el éxito, la prosperidad y la abundancia en los negocios.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…