Forseti

Forseti, uno de los dioses nórdicos hijo de Balder, el segundo hijo de Odín con la diosa Nanna, él, dios de la luz y ella diosa de la pureza inmaculada, fue reconocido por su gran sabiduría y elocuencia, de hecho era el más gentil entre todos los dioses.

Forseti

Cuando los dioses de Asgard supieron de la existencia de Forseti y las virtudes que le caracterizaban, le concedieron un puesto en la sala del consejo.

Así mismo fue reconocido como el dios de la justicia y la rectitud, por lo que le entregaron para que habitara en el palacio de Glitnir.

Un palacio digno de un dios de justicia

El palacio que le entregaron al dios Forseti según la mitología nórdica, se sostenía en pilares de oro y techo de plata, era tanto su brillo que se podía ver de muy lejos.

A este palacio acudían todos en búsqueda de solución a cualquier tipo de conflicto.

Aplicar justicia

Forseti sentado en un trono recibía los casos de desacuerdos entre dioses y humanos, escuchaba a cada una de las partes y luego emitía una sentencia equitativa. Generalmente sus decisiones eran inequívocas y justas.

Su manera tan elocuente de abordar a las partes, por lo general conseguía acuerdos y reconciliaciones hasta en los más arduos enemigos.

Los acuerdos eran cumplidos sin falta, pues no querían conocer la cólera de Forseti que de seguro los llevaría a la muerte.

Por ser el dios de la justicia, quienes iban a ser juzgados suplicaban su piedad, si algo caracterizaba a este dios era su capacidad para escuchar y ayudar al que lo merecía.

Cuenta la leyenda que existe una isla conocida como la tierra de Forseti o Heligoland (tierra sagrada) es un territorio considerado como lugar sagrado porque allí el mismo dios se hizo presente a un grupo integrado por 12 juristas y les hizo entrega de las leyes con que regirían a sus pueblos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…