Hestia, diosa del hogar y la familia

En la mitología griega, Hestia, es el nombre con el cual se bautizó a la primogénita de los titanes Cronos y Rea, representa todo lo concerniente al calor del hogar y la familia, por esto casi nunca salía de su hogar, el Olimpo.

Los dones de Hestia y sus relaciones con otros dioses

Hestia fue la primera deidad en ser devorada por su padre Cronos al momento de su nacimiento, su hermano menor Zeus fue el responsable de rescatarla y posteriormente fue cortejada por Apolo y Poseidón, pero no aceptó las intenciones de ninguno de los dos, por tanto juró ante la cabeza de su hermano Zeus que es su voluntad la de quedarse virgen por toda la eternidad, ante esta decisión, Zeus le concede el don de la pureza y de ser la guía espiritual de todas las familias y del hogar.

A Hestia no se le conoce ningún tipo de conflicto con otras deidades, como ocurre frecuentemente entre los dioses griegos.

Esto se debe precisamente a la razón de ser de sus responsabilidades, las cuales son:

  • Proteger a la familia.
  • Promover la felicidad conyugal.
  • Mantener la armonía en hogares y templos.

Su carácter virginal, es muestra de la pureza que tiene la tierra, a pesar de toda la maldad del mundo.

Culto y representación de Hestia

Debido a su alta divinidad ha sido venerada y representada en muchos templos, algunos de ellos son Atenas, Olimpia, Ténedos, Oropos, Hermíone, Esparta y Larisa, por otro lado su representación icónica suele estar sentada o de pie con un velo que cubre su pelo y cae por su espalda, también aparece con un fuego entre sus manos, esta llama representa el calor hogareño y la armonía del lugar al cual protege, puede verse en la mayoría de estos templos donde es venerada.

Muchos de los templos pertenecientes a otras deidades, se encontraba Hestia presidiendo el lugar, ocupando su rol de protectora.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…