Xochiquétzal, diosa de la belleza y el amor

Xochiquétzal diosa de la belleza y el amor, se encuentra presente en muchas culturas prehispánicas aunque con nombres diferentes. Es así como la mitología azteca por ejemplo la presenta de manera bastante especial refiriéndose a ella como “flor preciosa” que guarda estrecha relación con la luna, la fertilidad, los placeres amorosos, la sensualidad, las manualidades y la protección de las doncellas.

Su vínculo con las flores es otro rasgo bastante relevante de esta deidad femenina, tanto así que se evidencia en su representación física por lo nos estamos refiriendo a una diosa rodeada de estética y encanto que logra convertirse de alguna manera en protectora de las mujeres.

Representación de Xochiquétzal diosa de la belleza

La diosa Xochiquetzal es representada en un cuerpo femenino adornado con un tocado de quetzal en la cabeza, se le atribuyen una buena serie de aspectos femeninos, además de mucha gracia y alegría. Por su naturaleza de mujer hermosa, se emplea para metáforas en las que se quiere hablar de encuentros juveniles y aquellos en los que los hombres castos se ven a punto de caer en tentación.

Su simbolismo da para que sea tomada como patrona de mujeres artistas, tejedoras, prostitutas, amas de casa y en general mujeres que se encuentren en embarazo.

El origen de Xochiquétzal

De acuerdo al mito se cuenta que esta bella diosa nació de los cabellos de una diosa madre, se le adjudican una buena serie de consortes y amantes, además se relata que era atendida exclusivamente por mujeres para evitar que fuera vista por hombres y que estos sucumbieran ante la tentación.

Aunque se le otorga un carácter netamente lunar su dualidad le permite equivaler muchas veces al sol, se ha establecido que su morada es en el noveno cielo desde donde sigue prestando su ayuda a quien la solicite.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…