Huehuetéotl, dios viejo del fuego

Huehuetéol es el dios del fuego en mesoamérica, por lo tanto se le reconoce como una de las divinidades principales al asociarse con un elemento natural de tan alta trascendencia. Debido a su representación física como hombre jorobado de gran edad y con largas barbas, este dios representa también gran sabiduría y se le atribuye la posibilidad de orientarse adecuadamente usando los puntos cardinales.

La gran experiencia del llamado “dios viejo”logró que muchos de estos pueblos lo entendieran como un “dios padre” dispuesto a compartir sus conocimientos con todo aquel que le invocara.

El viejo Dios Huehuetéotl

La mitología azteca expresa gran apego por esta deidad y es este sistema de creencias el que nos relata que justo al momento del nacimiento de esta entidad divina, recibió la gracia proveniente del espíritu de la serpiente de fuego llamada Xiuhtecuhtli y es en parte gracias a esto que dispone de la guía, protección y consejos necesarios para asumir el rol que se le otorgó.

Al establecerse que el dios viejo del fuego vivía en el centro del universo inicia la idea de su vinculación con los rumbos y posiciones cardinales. En algunas ocasiones es llamado “señor de la turquesa” o “señor de la hierba, esto no logra que se pierda el sentido de su significado para un pueblo ansioso de contar con un guía espiritual.

Características principales de Huehuetéotl

Sobre el antiguo dios del fuego podemos decir que revela una postura de brazos cruzados que a su vez reposan sobre las piernas, un brasero de carbón reposa en su cabeza mientras que en su rostro se distinguen con gran facilidad una buena serie de arrugas. Entre los dioses mesoamericanos es uno de los más emblemáticos, por lo tanto su escultura aún hoy en día continua siendo de gran relevancia para quienes tienen conocimiento de su historia.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…